TOP
tips

Depilación: Mitos sobre las afeitadoras

Lo siento, odio la cera y la famosa maquinita del terror. Años tratando de soportar la tortura y sigo cayendo, casi de manera culpable, con la afeitadora.

Típico que cada vez que caes en el suplicio de ir a la peluquería a depilarte con cera, la tía te descubre que usaste previamente la afeitadora y te llega el clásico sermón.

Se supone que te crecen “cañones” , crecen más pelos, manchas la piel y mil historias más que suenan como que quedas fuera del grupo de chicas populares de la escuela. Eres básicamente una barba masculina con pechugas.

Me llegó un mini reportaje sobre la investigación que hizo Gillete, probablemente respaldando su producto, pero hacen mucho sentido y se los quería compartir.

Las afeitadoras cada vez se han ido perfeccionando y creo que como mujeres fuertes, seguras y empoderadas tenemos el derecho de elegir la opción que más nos acomode.

Personalmente mi estrategia es : afeitadora + depilación laser en casa. Durante el verano me someto a la cera de vez en cuando para despreocuparme mientras estoy de vacaciones.

Rompamos mitos:

  1. Afeitarse no hace que el vello nazca más grueso, más oscuro o más rápido: la velocidad de crecimiento de los vellos es predeterminada por tu ADN y será la misma sin importar el método de afeitado que uses. Son las puntas rectas las que dan esa sensación.
  2. Si tienes la afeitadora correcta, no tienes que preocuparte por las irritaciones de la piel: afeitarse con la rasuradora adecuada es una forma suave para remover los vellos sin dolor y sin químicos agresivos. Las de cabezal redondeado, hojas que se adaptan a las curvas de tu cuerpo y con cremas que ayuden a deslizar mejor/ hidratar, dan mejores resultados en una pasada.  Mis favoritas son las Venus de Gillete con barras de gel integrado. También compro los repuestos para que me salga más barato de vez en cuando.
  3. Más hojas no es más inseguro: al contrario, esto mejora la experiencia. Que una afeitadora tenga más más hojas significa menos fricción, es decir, menos deterioro de la piel y menos riesgo de cortes y rasguños.
  4. Los pelos se encarnan si uso afeitadora: Puede pasar pero no es la regla. Para lograr una afeitada al ras, sin riesgos de pelitos encarnados me preocupo de haber abierto los poros con agua caliente (ya sea después de un baño de tina o en la ducha) y luego exfolio con una esponja exfoliante o a veces hago una mezcla de azúcar con miel y aceite de oliva. Así aprovecho de hidratar, sacar las células muertas y tener una piel preparada para afeitar.

¿Ustedes qué prefieren al momento de depilarse? ¿habían escuchado estos mitos? 

Espero sus comentarios 😉

Comentarios Facebook:

«

»

2 COMMENTS
  • Angie Frias
    2 meses ago

    La verdad es que jamás he usado cera, la maquina depiladora si y me encarna demasiado los pelos… La rasuradora y la crema depilatoria son mis favoritas… Y sí, son puros mitos! =)

    • Luna
      2 meses ago
      AUTHOR

      Gracias por compartir tu experiencia Angie 🙂

what do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *